Etiqueta: transporte mascotas

Normativa de la Dirección General de Tráfico en materia de mascotas

Normativa de la Dirección General de Tráfico en materia de mascotas

Nuestra mascota es uno más de nuestra familia y por ello, cada vez es más habitual que queramos viajar con ellos y no queramos renunciar a dejarlos en casa en vacaciones. Y es que cuando lo llevamos en el vehículo, debemos tratarlo como un pasajero más. Por eso, es muy importante que conozcamos las recomendaciones que debemos tener en cuenta sobre el transporte de animales en caravana y furgoneta camper, para evitar posibles problemas con las autoridades pertinentes.

No hay una normativa específica al respecto; simplemente, el Reglamento General de Circulación explica que el conductor del vehículo ”está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente en la conducción.” añadiendo que “deberá cuidar especialmente de mantener la adecuada colocación de los objetos o animales transportados“.

Al igual que las personas, las mascotas deben ir sujetas o atadas. Según la talla o el peso del animal, se pueden establecer diferentes sistemas de retención para mascotas:

  • Arneses: es el sistema más recomendado para perros, ya que los sujetan al cinturón de seguridad o los dispositivos Isofix.
  • Rejilla divisoria o separadores: es lo más habitual para animales de gran tamaño. Lógicamente, el coche debe tener espacio suficiente para poder transportar este tipo de animales. Perfecto para vehículos con portón trasero o familiares, que permite habilitar el maletero como zona de transporte para el animal. Aconsejamos revisar la estabilidad tanto de los respaldos de los asientos así como del montaje de la rejilla, eligiendo siempre aquellas que van montadas desde el techo del vehículo al suelo del maletero.
  • Transportín: es uno de los métodos más seguros, a pesar de no ser de los más usados. Si lo ponemos en el maletero (aconsejado cuando llevamos animales de gran tamaño), se debe poner pegado al respaldo y en posición transversal respecto a la dirección de la marcha. Los de animales pequeños, pueden colocarse dentro del habitáculo, concretamente sobre el suelo detrás de los asientos delanteros. Nunca se debe colocar el transportín sobre el asiento sujeto por un cinturón de seguridad, porque las pruebas realizadas han demostrado que la caja se rompe y la mascota sale despedida a través de la pared del transportín.

Además, los perros catalogados como peligrosos, deberán llevar bozal.

Debemos llevar la documentación pertinente: cartilla sanitaria (con las vacunaciones correspondientes), placa censal del ayuntamiento, chip identificativo (obligatorio para perros, gatos y hurones), seguro de responsabilidad civil para perros potencialmente peligrosos + licencia administrativa del ayuntamiento que autoriza al dueño a tener este tipo de perros.

Share