EN AUTOCARAVANA POR CABEZUELA DEL VALLE EN SEMANA SANTA

 

 

 

 

   

  Buenas tarde viajeros

      Aún no tenéis planes para Semana Santa?

   Ibercamper  recomendamos una visita a la zona central del Valle del Jerte.

Exactamente visitamos Cabezuela del Valle, un lugar perfecto para disfrutar de unos días de descanso y naturaleza…y más aún después de las lluvias ya que podemos encontrar mil riachuelos y cascadas, sin olvidarnos de las piscinas naturales.

Nos encanta la zona del valle del Jerte y más ahora con el comienzo de la Primavera, es un lugar que se vuelve mágico con todos sus cerezos en flor, es una explosión para los sentidos.

Cabezuela del Valle se encuentra comunicado por el Puerto de Honduras con Hervás y a través de la carretera nacional 110 con Plasencia y Ávila. Bañada por el río Jerte. En este punto se encuentran gran cantidad de Piscinas Naturales: La Pesquerona, La Picaza, El Vao y El Simón con una pendiente del 2,5 % aproximadamente.

Su casco histórico declarado de interés turístico,  rompe la estructura lineal de las demás villas, y presenta una forma urbanística triangular. Desarrolló verticalmente su urbanismo, desde un breve cerro en el que se fundó, en tiempos medievales, el primer núcleo poblacional “La Aldea”. Luego fue descendiendo por las laderas hasta detenerse en los altos bordes del Jerte, límite natural del caserío. Éste resulta muy pintoresco, con calles empinadas, vías laberínticas, callejones umbríos (calleja de la Cárcel o el Portal Viejo) que evocan su diseño medieval de judería. Ésta se encontraba esparcida, según documentos, por ciertas calles apartadas del lugar, y a finales del siglo XV se les quedaba estrecho el sitio. Los Reyes Católicos les conceden la facultad de ampliar la judería de forma y modo que puedan desenvolver cómodamente en ella sus oficios. Pero, antes de transcurrido un año de la autorización, tienen que dejar sus viviendas recién adquiridas para marchar al exilio definitivo, obedeciendo el Decreto de Expulsión de 1492.

La calle principal está constituida por una vía paralela al río, dividida en tres tramos: calle del Puente, la Plaza y calle del Hondón, en cuyo extremo se levanta un artístico “Crucero”. En esta calle tienen asiento los edificios de mejor porte, bastante de ellos con fachadas de sillares, en las que se exhiben escudos nobiliarios, símbolos, anagramas y leyendas pías. La antigua Casa Consistorial tiene una hornacina en su balcón donde se hospeda el busto de un insigne cabezueleño, José María Muñoz, filántropo famoso en la anterior centuria. Se corona con esbelta espadaña relojera. Llaman la atención los amplios asoportalamientos que se desarrollan en uno de los laterales de la Plaza. Al resguardo de los profundos portales se celebran animados mercadillos cada viernes.

La iglesia de San Miguel Arcángel se encuentra asentada sobre el solar de la que fuera sinagoga de los hebreos, donada por merced regia al concejo cabezueleño en 1494. Posee una sola nave dividida a su vez en cuatro tramos. Su aspecto robusto está reforzado por cinco contrafuertes al exterior que, en el interior, se corresponden con arcos fajones. Con coro a los pies y un precioso retablo barroco en la cabecera completamente dorado, que posee una gran calidad artística, y se debe al entallador castellano Juan de Arenas, realizado entre los años 1681-1683. Los dos accesos son bastantes sobrios, sin apenas decoración. La torre de campanas adosada a la construcción es más antigua que el resto de la obra.

Otras construcciones religiosas son las ermitas, todas pertenecientes al período barroco (siglo XVIII). La más importante, tanto por su riqueza artística como por la devoción de las gentes de Cabezuela, es la de su patrona: La Virgen de Peñas Albas. Destaca en esta ermita el retablo, las pinturas de la bóveda y la propia imagen de la Virgen. La arquitectura exterior es bastante sobria.

Info: valledeljerte

Un lugar perfecto para disfrutar de nuestras autocaravanas y camper.

Share